Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, martes, 22 de octubre de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores
urgente

Personal de Embajada de Ecuador en Londres estaría involucrado en supuesto intento de extorsión a Assange

2019-06-20 18:48:00
Sociedad
3017

103 carpetas con vídeos, audios, correos privados de los abogados y amigos de Assange recibidos durante su estancia en la embajada ecuatoriana iban a ser publicados

La investigación del periódico español "El País" revela que se habría intentado extorsionar a Julian Assange por tres millones de euros para no revelar imágenes y conversaciones que mantuvo durante su estadía en la Embajada de Ecuador en Londres. El equipo legal del australiano puso una querella contra los presuntos extorsionadores, la empresa de seguridad y personal de la Embajada que se sospecha habría colaborado para que se obtenga la información privada del líder de wikileaks.

José Martín Santos, periodista español condenado a estafa y tres informantes de Alicante, tendrían en su poder imágenes, videos y documentos personales del periodista australiano durante sus dos últimos dos años de asilo en la legación diplomática. El periodista confesó que se obtuvo el material por medio de personas del interior de la embajada. “Dijeron que la embajada durante el Gobierno de Lenín Moreno había dado una orden de acopiar toda la información de Assange para reportarla a Ecuador”, señala uno de los asistentes al encuentro.

El periodista español fue condenado a tres años de cárcel por estafa, y fue él quien habría contactado a Wikileaks para que le entreguen dinero a cambio de grabaciones y documentación de Assange. Los presuntos extorsionadores, habrían indicado que otras cadenas televisivas estaban dispuestas a pagar hasta nueve millones por el material.

Por este motivo, Assange acaba de presentar una querella contra los presuntos extorsionadores en la Audiencia Nacional en España, así como contra personal de la Embajada de Ecuador en Londres y miembros de la compañía de seguridad ecuatoriana Promsecurity que hubieran podido participar en los hechos. Se les acusa de organización criminal, extorsión en territorio español, delito contra la intimidad, contra el honor y contra el secreto de las comunicaciones abogado-cliente.

El editor jefe de Wikileaks, Kristin Hrafnsson, tendió un señuelo en Twitter cuando en esta red social se posteó que se buscaba al mejor postor de documentación sobre la vida de Assange en la Embajada de Ecuador. El nombre del titular de la cuenta era falso, pero el teléfono de contacto y la dirección de correo electrónico permitieron contactar con los vendedores y comprobar la veracidad de la oferta.

Hrafnsson recibió en su cuenta de correo fotografías de un computador en el que aparecían carpetas sobre las comunicaciones de Baltasar Garzón, abogado del ciberactivista, con Assange, los paquetes que recibía, las citas con sus médicos, los pasaportes de sus visitas, así como transcripciones de audios de sus conversaciones. El precio por esta información era de tres millones de euros, si no se aceptaba el precio, los videos comenzarían a circular en medios de comunicación.

Entre los archivos, audios, videos y fotografías, destaca una colección de audios con conversaciones de Assange con terceras personas y una carpeta con el título WhatsApp en la que se sospecha se volcó las conversaciones de los teléfonos de los abogados cuando visitaban la sede diplomática y los depositaban a la entrada. Esto acreditaría el presunto uso de micrófonos dentro de la embajada, algo que el Gobierno de Moreno ha negado, y se destaca en la querella presentada por Assange.

Un material que, en opinión de la defensa del ciberactivista acreditaría el espionaje al que fue sometido durante sus últimos dos años de asilo. “En cada esquina de la embajada Julian Assange había sido grabado, incluso en las áreas más privadas”, señala la querella.

Las pruebas que demuestran el espionaje sufrido por el fundador de WikiLeaks contrastan con la acusación del presidente ecuatoriano Lenín Moreno que en una entrevista con el diario británico The Guardian afirmó que Assange había convertido la sede ecuatoriana en Londres en "un centro de espionaje". Este y sus abogados lo niegan y exhiben como prueba el chantaje al que ha sido sometido.

José Santos Martín y los informáticos no están bajo custodia, en Youtube comenzó a circular información privada de Assange baja una agencia de comunicación llamada “Agencia 6”. Wikileaks en días pasados dio una rueda de prensa en Londres para anunciar el intento de extorsión.

[PCM]

Fuente: El País

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.